ODONTOLOGíA Y PACIENTES CON AUTISMO

Cada persona vive las visitas a la clínica dental de forma diferente. Cualquier procedimiento que se lleve a cabo dentro de la consulta puede generar un sin fín de sensaciones buenas o malas. Muchos de nosotros cuando pensamos en llevar a nuestros hijos TEA al dentista lo vemos totalmente imposible e inimaginable.
Si queremos llevarlos a un dentista no podemos llevarlos a cualquier odontologo que no sepa las bases fundamentales del autismo. Si ya es difícil encontrar uno especializado imaginaros encontrar uno en el radio donde vivimos.

La doctora Mariana Morales es de Caracas (Venezuela). Se especializó en Odontopediatría y realizó una maestría en Atención a Pacientes Especiales en la Universidad de Valencia, España. Es la representante de Venezuela ante la Sociedad Latinoamericana de Odontología para pacientes especiales. Este año la reunión se hará en Bolivia, donde hablarán de los avances y novedades en su campo. A su consulta viene gente de todo el país y hoy nos cuenta un poco más sobre su maravillosa profesión y recomendaciones

 Es necesario comenzar a seguir una rutina de cuidados básicos de higiene bucal desde muy temprano  

Mariana Morales

La primera consulta con un niño TEA es como la base de una casa, tiene que tener unos cimientos fuertes. Se tienen que controlar los niveles de ansiedad y estrés en la consulta debido a que tiene muchos estimulos. La responsabilidad de los profesionales es lidiar con las inseguridades de las personas e intentar adoptar una buena solución, para que puedan llevar a cabo correctamente su trabajo y salvaguardar la salud bucodental del paciente.

En su consulta la mayor parte de pacientes vienen con problemas de:

  • Sarro
  • Bruxismo
  • Fracturas dentales: debido a la hiperactividad o las autolesiones.
  • Maloclusiones
  • Problemas de falta de espacio en maxilar

La tesis doctoral de la Doctora Mariana Morales, ha sido publicada en una importante revista, el Journal of Clinical Pediatric Dentistry. Hace varios años las investigaciones han mostrado que los niños con autismo tienen menor prevalencia de caries que el resto de la población. Por ello, en este estudio evalúan varios factores salivales donde el fosfato, por ejemplo se encontraba presente en mayor proporción en los pacientes TEA. Es muy probable que ese pueda ser un factor protector contra las caries y la explicación de la presencia de abundante sarro en la mayoría de estos niños.


FACTORES SALIVARIOS RELACIONADOS CON CARIES EN NIÑOS CON AUTISMO

Morales-Chávez MC*/ Villarroel-Dorrego M**/ V Salas***

Muchos factores predisponentes a las caries están presentes en el autismo, sin embargo, es poco probable que los pacientes TEA muestren índices de caries más altos que el resto de la población.

Objetivo: Evaluar los factores salivales relacionados con la caries en pacientes autistas. Diseño del estudio: se incluyeron 34 personas TEA y 34 neurotipicos con edades entre 4-13 años. Se evaluaron el índice de dientes cariados, faltantes y rellenos (DMFT) y el índice de higiene oral simplificada (OHI-S), así como el pH, las proteínas totales, el fosfato, el calcio y la IgA en la saliva. Todos los datos fueron analizados por chi2 y pruebas t de Student para muestras independientes. Los valores de p <0,05 se consideraron estadísticamente significativos.

Resultados: los pacientes TEA mostraron menos caries que los controles (p≤0.001), la DMFT fue de 1 ± 1 y 3 ± 2 respectivamente (p≤0.001). En relación con la OHI-S, los valores aumentaron (p = 0,008) en pacientes TEA (2.25 ± 0.78) en comparación con los controles (1.79 ± 0.59), sin embargo, las medias de saliva fueron similares (7.20 ± 0.48 y 7.27 ± 0.34 respectivamente). Se observaron niveles de calcio disminuidos (p = 0.013) en autistas (0.621 ± 0.35 mmol / L) en comparación con los controles (0.89 ± 0.51 mmol / L), pero los niveles de fosfato fueron similares (6.17 ± 4.22 M, 5.51 ± 4.86 M respectivamente). Cuando se evaluaron las proteínas totales de la saliva, los pacientes TEA mostraron un ligero incremento (2.65 ± 1.81 mg / mL) en comparación con los controles (2.24 ± 1.27 mg / mL) y la zimografía mostró una mayor actividad proteolítica en niños autistas. Finalmente, la concentración de IgA alcanzó 116.55 ± 90.97 μg / mL en autistas y 161.61 ± 193.37μg / mL (p = 0.527) en el grupo de control.

Conclusiones: a pesar de que los pacientes con autismo mostraron una higiene bucal más deficiente, los índices de caries fueron más bajos, los niveles de calcio en la saliva fueron menores y los niveles de fosfato más altos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .